Día del Marketing

El 27 de mayo de 1965, se fundó la Asociación Argentina de Marketing (AAM) por la iniciativa de un grupo de pioneros locales del sector. Treinta años después, a propósito de la fecha del nacimiento de la entidad, el gobierno decretó el Día del Marketing en Argentina.

Si bien marketing es un término de origen inglés, ya es una palabra que se naturalizó dentro del idioma castellano. De hecho, está incluida en el diccionario de la Real Academia Española (RAE), cuya definición es “mercadotecnia”.

En líneas generales, el marketing es un conjunto de técnicas y estudios que tienen como objeto mejorar la comercialización de un producto. En consecuencia, resulta determinante al pensar una estrategia de venta, aunque no siempre se utiliza de la forma correcta.

Según la American Marketing Asociation (A.M.A.), el marketing es una forma de organizar un conjunto de acciones y procesos a la hora de crear un producto “para crear, comunicar y entregar valor a los clientes, y para manejar las relaciones» y su finalidad es beneficiar a la organización satisfaciendo a los clientes”.

A continuación, en el Día del Marketing en Argentina, algunos de los errores más comunes según los especialistas:

– No investigar el mercado correctamente antes de lanzar un producto. Es un error muy común no haber invertido el tiempo y los recursos necesarios para comprender la dinámica del mercado en el que se va a lanzar un nuevo producto.

– Falta de planificación. Es preciso que la estrategia a desarrollarse haya sido analizada, pensada y, por ende, que sea clara. De manera tal que los contenidos de la campaña sean coherentes con los objetivos del negocio.

– Buscar nuevos clientes antes de fidelizar los ya obtenidos. Otro de los errores más repetidos es disponer todas las energías en la captura de nuevos clientes, olvidándose de mejorar la estrategia y los contenidos con los que estaban anteriormente.

– Falta de paciencia. La perseverancia es fundamental para lograr el éxito con el producto lanzado. Dentro de la persistencia se incluye experimentar una y otra vez para comprobar si la estrategia dispuesta funciona.

– No conocer a la audiencia. Es imprescindible conocer bien a quien se dirige la estrategia para instalar un producto. No alcanza con la analítica cibernética para conocer a los potenciales clientes, es necesario saber que quiénes son, qué hacen, qué les gusta, qué les importa, qué es lo que buscan o quieren y cuales son sus principales problemas.

– No utilizar correctamente las redes sociales. Muchos piensan que es suficiente con compartir cada tanto sus productos en las redes sociales. Un error muy común que se conecta con otros de los señalados más arriba: la falta de estrategia y perseverancia. En ese sentido, aparece la importancia del rol del Social Media Manager y el Community Manager, quienes tendrán más claro el plan a desarrollar de acuerdo al tipo de negocio, las audiencias a las que se dirigen y sus intereses.

Fuentes: La Nación, AAM, AMA

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s